Antropología del deporte: transformaciones sociales y nuevos sentidos deportivos

PROPUESTAS ACEPTADAS

Coordinación

Xavier Medina (ICA) y Olatz González Abrisketa (Ankulegi)

Contacto

fxmedina@uoc.edu, olatz.gonzalez@ehu.es

Líneas de trabajo

  1. Deporte y cultura: transformaciones sociales y deporte
  2. Turismo deportivo: nuevos sentidos del deporte
  3. Deporte, género y opciones sexuales
  4. Deporte e identidades colectivas: territorios y etnicidades
  5. Aportaciones teórico-metodológicas en el campo deportivo, cultural y social
  6. Deporte, economía y política
  7. Actividad física y deportiva y su influencia en la construcción de los sistemas de valores de nuestras sociedades actuales
  8. Nuevos deportes, nuevas fronteras
  9. Actividad físico-deportiva y deportes en medio urbano y rural
  10. Otros cruces entre deporte, sociedad y cultura(s)

Objeto del simposio

La práctica de actividades físico-deportivas ocupa, hoy en día, buena parte del tiempo de ocio de un alto porcentaje de la población en nuestras sociedades; y no sólo eso: ha llegado a convertirse en un importante referente simbólico y cultural. Más evidente aún resulta la fuerza simbólica en la representación de espectáculos deportivos, convertidos en un nuevo lenguaje universal.

Ahora bien, como cualquier otro aspecto de la cultura humana, la actividad físico-deportiva se inscribe dentro de sistemas socioculturales y sociedades específicas desde las cuales se definen las características que la conforman (Medina, 1993). Por tanto, dentro de la actividad físico-deportiva —actividad social “total”, en palabras ya clásicas de Norbert Elias— se reflejan las problemáticas y los valores sociales del momento histórico en el cual se enmarca. Es en esta perspectiva desde la cual los antropólogos pueden dar respuesta a una demanda social que aún no ha sido del todo satisfecha.

La voluntad de este simposio dentro del XIV Congreso de Antropología la FAAEE es la de reunir diferentes investigaciones que nos ayuden a debatir sobre el papel del deporte en nuestras sociedades desde una perspectiva principalmente antropològica, aunque sin cerrar puertas a trabajos que, llegados desde otras disciplines, incluyan las líneas generales de dicho punto de vista en sus análisis.

Ciertamente, no es fácil acotar los límites de estos estudios. Una de las características más destacadas de la propia disciplina antropológica es la pluralidad de enfoques teóricos y metodológicos, así como la integración de diversidad de técnicas de observación y análisis. La antropología del deporte, por otro lado, no se ha centrado exclusivamente en las manifestaciones del deporte en las sociedades modernas. Así, la actividad física y el juego en las sociedades tradicionales han ocupado una parte destacable de sus investigaciones, así como también aquellas prácticas que se desarrollan fuera de las instituciones deportivas oficiales. La intención de este simposio es el de reflexionar sobre el deporte en tanto que un elemento social y cultural de primer orden, en sociedades en transformación que proponen continuamente nuevos sentidos e interpretaciones de hechos sociales que distan mucho de estar cerrados.

Breve panorámica del campo de estudio

Los inicios de la preocupación antropológica por el deporte hay que buscarlos en el siglo XIX, enmarcados dentro de la polémica académica de la época ante la problemática de la difusión de los rasgos culturales. En este aspecto, destacan las obras dedicadas a la recopilación de juegos tanto en Europa como en América, o los textos de carácter más general, donde los juegos se recogen y se incluyen como un dato etnográfico más. A principios del siglo XX se impone una nueva orientación, menos descriptiva, más teórica y, sobre todo, mucho menos preocupada por los “orígenes” que por poner en relación el deporte primitivo y otros aspectos de la vida social. Es decir, no se busca tanto la metodología comparativa como la estructural, al intentar recrear sistemas de relaciones en una sociedad.

A mediados de siglo aparecen ya antropólogos dedicados a la investigación del deporte, y se diversifican los marcos teóricos de referencia. Así, podemos encontrar obras que analizan el desarrollo del deporte desde posicionamientos evolucionistas, así como  estudios e interpretaciones desde los modelos funcionalista o estructural-funcionalista (Blnchard & Cheska, 1986; Fox, 1979), del mismo modo que otras corrientes teóricas han enfocado también, desde sus distintos posicionamientos, el hecho deportivo: el materialismo cultural, el estructuralismo francés o la teoría de sistemas, por referir algunas. Un estudio de referencia en su aplicación al análisis simbólico de los juegos y prácticas deportivas ha sido sin duda el de Geertz (1988) sobre la pelea de gallos en Bali (Indonesia). Su conceptualización del juego profundo nos permite tratar el acontecimiento deportivo como un texto cuya principal función va a ser interpretativa.

En lengua castellana, no cabe duda de que durante muchos años la obra de referencia ha sido la traducción del libro de Blanchard y Chesca (1986) “Antropología del deporte”, una visión neoevolucionista, pero que se ve completada por un repaso de los demás modelos teóricos. Se convierte, de este modo, en un manual con una clara voluntad generalizadora que ha tenido una notoria utilidad durante un extenso periodo en el cual la producción antropológica sobre la actividad físico-deportiva ha sido escasa.

A partir de la década de 1990, la producción sobre la temática en países de habla castellana se diversifica. En Argentina, la antropología, de la mano de Archetti (1999), o la socioantropología de Alabarces (2002) impulsan un interés sociocultural por el deporte (futbol y polo, principalmente). En México el estudio del deporte, vinculado al principio a la arqueología y al ritual, analiza más recientemente fenómenos modernos como el futbolístico Fábregas (2001), y conforma ya grupos de trabajo dedicados a esta problemática. La obra de Cantarero y Avila (2007) es uno de los primeros readers generalistas sobre antropología del deporte en Latinoamérica.

En el año 2003 aparece una obra de referencia sobre la antropología del deporte en España (Medina y Sánchez, 2003), permitiendo por vez primera un intento de visión “de conjunto” sobre la actividad antropológica española relacionada con el deporte y la actividad físico-deportiva.

Los estudios sobre deporte y cultura, así como sobre culturas deportivas, se han desarrollado en España de forma significativa en las últimas dos décadas. Tanto es así que los antropólogos nacionales que han abordado este tema han generado ya una buena bibliografía, han organizado cursos de doctorado, participan en estudios propios universitarios, generan cursos de verano, trabajan en proyectos de I+D… Sus trabajos teóricos y aplicados tienen cada vez más una buena acogida en el ámbito científico y en el privado (muy especialmente en el sector del deporte).

Pero la antropología del deporte dista mucho aún de estar consolidada ni institucionalizad en España. A lo largo de trece congresos de antropología, desde el año 1977, solamente ha habido un simposio dedicado al deporte, en Donostia 2008 (Cantarero, Medina y Sánchez, 2008), y una mesa de trabajo sobre Antropología del deporte en el Congreso de Sevilla 2005 (Medina y Sánchez, 2006).

Precisamente por este hecho, se hace imprescindible continuar expandiendo la perspectiva antropológica del deporte no sólo entre la sociedad civil sino también entre los propios profesionales. La presente propuesta de simposio pretende abordar cuestiones tanto teóricas como metodológicas y de aplicación de la antropología del deporte. Existe un interés creciente sobre esta materia no únicamente en el ámbito español, sino internacional (Europeo y Latinoamericano, fundamentalmente) por lo que el simposio puede generar, asimismo, un debate muy rico entre estudiosos de diferentes procedencias. Gracias a ello confiamos en generar redes de trabajo y cuestionar nuestras propias prácticas, así como intercambiar activamente conocimientos, experiencias, inquietudes, etc. Todo ello sin olvidar que uno de nuestros objetivos es trasladar a la población la importancia de una mirada antropológica del deporte en un contexto social predominantemente mestizo donde las cuestiones identitarias, multiculturales, de integración, de género, etc., han de ser abordadas con una gran actitud reflexiva.

Objetivos

– Reflexionar sobre la actividad física y deportiva como actividad sociocultural con amplias implicaciones económico-políticas.
– Observar la implicación de la actividad físico-deportiva dentro del marco de los sistemas de valores de nuestras sociedades.
– Debatir sobre el papel del deporte en relación con los retos sociales más urgentes: educación, inmigración, género, mercado de trabajo, etc.
– Avanzar en relación con la implantación y el desarrollo de una antropología del deporte en España como subdisciplina establecida.
– Crear redes de trabajo entre los profesionales dedicados a esta subespecialidad.

Bibliografía

ALABARCES, P., 2002, Fútbol y Patria. El futbol y las narrativas de la Nación en la Argentina. Prometeo, Buenos Aires.
ARCHETTI, E.,1999, Masculinities. Football, Polo and the Tango in Argentina. Berg, Oxford.
BLANCHARD, K. y A. CHESCA, 1986, Antropología del deporte. Barcelona, Bellaterra.
CANTARERO, L. Y AVILA, R (ed.) Ensayos sobre deportes. Perspectivas sociales e históricas. Guadalajara, Estudios del hombre, 2007.
CANTARERO, L., MEDINA, F.X. Y SÁNCHEZ, R. (coord..) Antropología del deporte. Investigación y aplicación. Donostia/San Sebastián, Ankulegi, 2008.
FÁBREGAS, A., 2001, Lo sagrado del rebaño. El futbol como integrador de identidades. El Colegio de Jalisco, Guadalajara.
FOX, J.R., 1979, “El béisbol pueblo: vieja magia con ropaje nuevo”, en Sociología del Deporte. G. Lüschen y K. Weis (Ed.). Miñón, Valladolid.
GEERTZ, C. 1988, La interpretación de las culturas. Gedisa, Barcelona.
GONZÁLEZ ABRISKETA, O. Pelota Vasca: un ritual, una estètica. Bilbao, Muelle de Uribitarte, 2005.
MEDINA, F.X. y SÁNCHEZ, R. (ed.), 2003, Culturas en juego. Ensayos de antropología del deporte en España. Icaria, Barcelona.

Criterios de valoración sobre las propuestas de comunicaciones

Además de cumplir con los requisitos formales y de plazos impuestos por la organización del congreso, se valorará muy especialmente que las comunicaciones se adapten temáticamente tanto al título como a los objetivos propuestos como ejes del simposio.

Las comunicaciones deberán ser originales, fruto de la reflexión sobre la situación y el futuro de la subdisciplina y/o del trabajo de campo directo, aportando, cuando sea posible, una dimensión aplicada a la investigación.

Idiomas

Se aceptarán comunicaciones en las lenguas oficiales del Estado, además del inglés y el portugués.

PRESENTAR PROPUESTA

No se admiten más comentarios